h1

Arq. Andrés Casillas de Alba

septiembre 6, 2014
Arq. Andrés Casillas de Alba

Arq. Andrés Casillas de Alba

Andrés Casillas de Alba (1934-) estudió en la Escuela de Arquitectura de Guadalajara 1952-1955 y, posteriormente y hasta 1956 en la UNAM. De 1957 a 1961 asistió a la Escuela de Diseño en Ulm, Alemania (descendiente de la Bauhaus) y en 1958 participó en la planificación urbana de Isfahán (antes Persia). En 1959 hizo trabajos de práctica en el estudio de arquitectura Mangiarotti e Morassutti de Milán. De regreso en México, trabajó junto con Augusto H. Álvarez 1962-1963, y luego, con el arquitecto Luis Barragán (Premio Pritzker) de 1964 a 1968. En 1969 instaló su despacho por cuenta propia. Su primer edificio en México fue la Galería de Arte Mexicano para luego hacer la casa del pintor y varias casas en la Peña de Valle de Bravo, así como edificios y casas en Guadalajara donde vivió unos años. Ha sido miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte (SNCA) desde 1994 y fue galardonado, entre otros, con el Premio Anual de Jalisco Arquitectos en 1994.

“El trabajo es eso que no puedes dejar de hacer”, le decía el arquitecto a Günther, uno de sus compañeros de Ulm. En otra parte aseguraba “que hay un elemento de instinto, de irracionalidad que tiene más que ver con el campesino, con el pescador que hace su palapa. Algo que tiene que ver, sobre todo, con la búsqueda de la belleza, con la sensualidad con el olfato.”

Arq. Andrés Casillas de Alba

Arq. Andrés Casillas de Alba

HPIM1234-1024x799

Arq. Andrés Casillas de Alba

Arq. Andrés Casillas de Alba

DSC02240

Andrés Casillas de Alba Website

Andrés Casillas de Alba Website

En ICONO nuestras Comunidades Digitales son calves para el posicionamiento de nuestros clientes de PORTADAS o “COVERS”. Todos y cada uno de ellos han logrado ir conquistando posiciones en la web, a partir de la publicación de pequeños reportajes que permiten enlazar a sus propias webs y redes sociales con nuestros servicios de publicaciones. En ICONO Los medios pasan de informar a conectar, van más allá de las fronteras entrelazando sus contenidos con una fusión directa sobre sus audiencias. Hoy la evolución se concentra en temas de conectividad, de intercambio de información dinámicos, clicks, links, redes… todo en imágenes, multimedia de gadget y relaciones interpersonales que dejan atrás las reglas y fronteras tal y como se conocen en los últimos 20 siglos.

Anuncios

One comment

  1. GUADALAJARA, JALISCO (16/FEB/2014).- Andrés Casillas de Alba es un arquitecto que, como indica Juan Palomar en el texto introductorio de la monografía que hizo sobre la obra del maestro, es “una leyenda en vida” y, en buena medida, porque siempre fue “un solitario” que, por convicción, se ha mantenido “distante, indiferente a la notoriedad y a las publicaciones”, lo que no ha impedido que su vida y obra —singulares y de radical intensidad— le hayan hecho merecer una calidad de excepción y ser considerado como “heredero espiritual de Luis Barragán”.

    Cuando dice que “desde chico, hasta la palabra ‘arquitectura’ me gustaba”, Casillas no deja de recordar que su padre quiso que estudiara en la Escuela Bancaria y Comercial, pero en un mes abandonó su casa para regresar después e iniciar con una formación que, dice, no se ha detenido, porque la disciplina como “una cosa de la que no he dudado nunca” pues, para él, se trata antes de una “vocación” —que designa también con la palabra francesa penchant, la cual indica una “inclinación” hacia algo— que sintió desde su muy temprana juventud.

    Casillas tuvo, también, la inquietud de “salir de México” y cuando, por un amigo, tuvo conocimiento de la escuela-movimiento de la Bauhaus, investigó y decidió vender su coche de entonces y partió a Alemania a estudiar —en la Hoscshule für Gestaltung, de Ulm— para, después de un año, cuando se le terminó el dinero, encaminar sus pasos a la ciudad persa de Isfahan (hoy en Irán) para trabajar ahí con uno de sus maestros; le tomó otro año regresar a Ulm pero fue ahí donde se dio cuenta que “lo que estudiaba ahí no era para lo que yo estaba hecho, pero el ambiente era tan serio y tan a fondo que me aguanté los cuatro años de carrera, a sabiendas de que no era lo mío”.

    En este sentido, Casillas de Alba no desconoce que su ejercicio suele juzgarse como sui generis, pero aclara: “no crea mucho lo que dicen; esto es como lo único que sé hacer y lo hago con gusto y, digamos, sin pretensión. Mi vinculación con la disciplina es innata, sin forzarla, algo que supe cuando estuve unos meses en la Escuela Comercial, por insistencia de mi padre”.
    Respecto de lo anterior, destaca, “no creo en las escuelas, fundamentalmente”; así, cuando llegó un primer encargo —el Club Naútico La Vela, en Valle de Bravo, Estado de México—, en 1967, se dio cuenta de esto al entablar relación profesional con un maestro de obras local, quien le enseñó a “trabajar la teja” y de quien toma los “modestos consejos” que puede ofrecer ahora a sus colegas.

    De vuelta en nuestro país, desde Alemania, descubriría que lo suyo era trabajar al lado de Luis Barragán, a quien “conocía porque fue amigo de juventud de mi madre”; después de aguardar a que se lo indicara el maestro, por fin, comenzó como asistente de Barragán en un proyecto que tomó —asociado con Juan Sordo Madaleno— en Lomas Verdes (Ciudad de México).
    Su vínculo con Barragán no le resulta sencillo describirlo, pero apunta que “éramos un par de solitarios, y como buen solitario, eso me ayudó a comprender sus manías; trabajábamos a veces en un Sanborn’s que yo detestaba pero que llegó a gustarme después. Hacíamos apuntes, cambiábamos impresiones, después regresábamos al taller”.

    Así, lo que hacía que la labor en un despacho fuera “no convencional” era el hecho de “como Luis veía las cosas”, porque —recuerda— podía encargar un número inusual de “variaciones” para un detalle de proyecto y estudiarlos, en la biblioteca de su casa, por mucho tiempo hasta que “cayera el veinte”, lo que constituye “una manera de trabajar muy diferente de cómo lo hacen los arquitectos normalmente”.

    Para Casillas es claro, “Luis funcionaba mucho más sensorial e intuitivamente que el común de los arquitectos, que siempre se defienden con la palabra funcionalidad”, alguien de quien aprendió pero, precisa, “lo que sucede es que Luis era un genio, yo no lo soy y tengo que llevarme las cosas con más modestia; hago lo que puedo y, aunque tengo tiempo sin encargos que valgan la pena, puedo decir que lo que le aprendí fue ese acercamiento hacia la obra que es intuitivo, sin caer en la trampa del funcionalismo (y eso que las casas de Luis eran mucho más funcionales que las casas de los colegas de su época)”.

    Cuando se le pregunta por su opinión acerca de la manera como su legado a influido en nuevas generaciones, responde que “vivo acá muy aislado del mundo de la arquitectura, con quienes veo y son arquitectos, hablo de todo menos de la disciplina; nos divertimos y reímos, no estamos filosofando. Lo que trato es de diferenciar la actitud del arquitecto ‘funcional’ respecto del que es intuitivo, como era Barragán. Y yo, simplemente, hago lo que puedo; será cosa de un crítico el emitir un juicio sobre mi trabajo”.

    Actualmente, se prepara una exposición —y su catálogo correspondiente— que recoge buena parte del trabajo de Casillas de Alba y que se organiza por parte de la Casa Luis Barragán y la Fundación de Arquitectura tapatía.

    SABER MÁS

    Algunos de sus trabajos

    > Galería de Arte Mexicano (Ciudad de México, 1963)
    > Club Náutico La Peña (Valle de Bravo, 1967)
    > Casa Estudio Pedro Coronel (Ciudad de México, 1970)
    > Casa Tapia (Guadalajara, 1973)
    > Edificio Oficinas Guillermo Tapia (Guadalajara, 1976)
    > Centro Comercial Plaza del Sol (Guadalajara, 1976)
    > Casa Andrés Casillas (Guadalajara, 1977)
    > Centro Financiero Banamex (Guadalajara, 1978)
    > Casa Blancarte (Guadalajara, 1978)
    > Apartamentos San Gonzalo (Guadalajara, 1980)
    > Parque Juan Carlos II (Madrid, España, 1992)
    > Casa Nardo (Cuernavaca, 2001)

    http://www.informador.com.mx/suplementos/2014/513235/6/andres-casillas-la-arquitectura-intuitiva.htm



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: